miércoles, 21 de julio de 2010

de vuelta y conjurando



me he vestido de rojo y aguardiente
me he bañado en café para esperarte
me he dispuesto a escribirte y a escribirme
porque ya estoy cansada
de jugar en el póquer de culpabilidades
donde siempre domino marcándome un farol
a solas con mi suerte

quiero volver contigo
en mis horas insomnes
para teñir de negro tu blanco de fantasma
que un chirriar de cadenas me mantenga despierta
hasta el amanecer
como solía

de qué he de disfrazarme si quiero conjurarte
sin que medie tristeza o frustración

me cansé de mis penas

si no quieres de noche
cualquier hora me vale
mientras que no hagas gala de inoportunidad
cayéndote en la sopa
mira que te conozco

creo que tú también sabes con quién te tratas

no te demores tanto
que ya sobre mis hombros
llevo nieves perpetuas

Idella
(19-07-10)

2 comentarios:

mucho_que_contar dijo...

Nieves perpetuas... El frío es el peor enemigo del que espera.

Me ha gustado el verso "De qué he de disfrazarme..." Cuando las oportunidades están cerradas, no creo que haya ningún disfraz que remedie lo que no tiene remedio.

Te he encontrado por casualidad y volveré a pasarme por aquí. Saludos cordiales.

Fede dijo...

Querida idella,
me ha encantado tu poema.
Dice mucho de espera, de ansias, de frustración.
Me ha encantado volver a reencontrarte a tavés de este foro