sábado, 19 de enero de 2013

Ya ves...


Ya ves
qué fácil es
quedarse solo
en un momento.


Por más
que a los demás
valiente te has mostrado,
notas en tu interior
que tienes miedo
de la muerte,
y es tanto tu temor
que también temes
a la vida.


Nada es real
tras el cristal,
ni la madera
ni las flores,
tan sólo el frío
y el dolor.


Pero el dolor...
Pero la ausencia...
se vienen con nosotros,
tremendos compañeros,
para siempre.


Idella Esteve
(13-01-13)

6 comentarios:

paco kali dijo...

"Nada es real tras el cristal"
qué rotundidad y qué profundidad
le da a tu poema.
Bonito, aunque algo lúgubre el tema.
no vivir pensando en la muerte es una
mala costumbre.
Un fuerte abrazo.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Me encanta tu pastel. Como Sábato combinas literatura con pintura. Y en el poema, la distancia y ausencia mordiendo adentro...Un abrazo. carlos

Rafael dijo...

Es cierto que el dolor y la ausencia son "tremendos compañeros", Isabel.
Gracias por seguir compartiendo y por dejar señales de tu arte.
Un abrazo y que la inspìración regrese contigo.

©Laura Caro dijo...

Demasiado fácil, Idella...
Mejor no pensarlo y seguir hacia delante...

Un abrazo grandote.

SANTIAGO LIBERAL dijo...

es cierto, nada es real
Un placer leerte y saludarte

Esprecetá dijo...

Rezuma verdad y belleza.
Yo tengo un master en dolores y ausencias que me acompañan. Para siempre.
Gracias.