domingo, 30 de junio de 2013

En mi descargo



Queridos amigos:

Despedía el año 2012 deseándoos que el nuevo año fuera mejor que el que abandonábamos y prometía retomar el blog, como habitualmente venía haciéndolo, hacia el 11 ó 12 de enero.

El día 13 moría mi marido y desde entonces poca inspiración tengo que no sea triste.

Es por eso que de momento me he volcado en la pintura, que me permite evadirme,  que me evita pensar.

El pasado día 24 de junio murió mi madre a la edad de 100 años y siento una mayor serenidad, es ley de vida; estaba muy deteriorada y se apagó en mi casa, en su cama. Siento una especie de satisfacción porque no sufrió, simplemente se me durmió.

Os escribo esto en mi descargo porque aprecio mucho vuetras visitas y comentarios pero no me sentía con ganas siquiera de contestar.

Espero que las cosas vuelvan a su cauce poco a poco y que la inspiración también vuelva, sin dolor, para volver a ser quien siempre he sido.

Mientras tanto, quiero que sepáis que leo vuestros comentarios y que me han hecho mucho bien y os doy las gracias por ello. Y también quiero que sepáis que estoy aquí y os aprecio mucho.

Con todo mi cariño hacia vosotros, amigos,

Isabel

3 comentarios:

António Eduardo Lico dijo...

Qye las cosas puedan ser mejores.
Buen Domingo.

Maritza dijo...

Isabel querida, qué bueno es encontrar estas palabras tuyas que son toda una apertura de alma, necesaria, sanadora y llena de afecto para nosotros, quienes te seguimos y también te queremos y apreciamos por todo lo que das (y más allá, diría yo, aunque sin conocernos personalmente.A veces hay cosas que sólo se pueden entender con el alma)...

Bueno es estar a cuentas, y en paz con la vida, con uno mismo, y con los acontecimientos que suceden.
Me alegro que tengas paz, que es lo fundamental ahora.
SÉ que toda la motivación para escribir y seguir pintando volverá. No te desesperes en ello. Repito: ELLA VOLVERÁ.

MI ABRAZO GRANDE, MI AFECTO, CARIÑO, MI COMPRENSIÓN, APOYO Y AMISTAD PARA TI, AHORA Y CUANDO LO NECESITES.

Ernesto. dijo...

Hola Isabel, estaba viendo tus trabajos de pintura mientras pensaba que no entiendo gran cosa de ella, pero valoro la fuerza interior que éstos expresan.

Aprecio esa serenidad que manifiestas.

Un abrazo.