jueves, 6 de septiembre de 2012

Sola


Sola
para tus ojos,
de vuelta de la sima y del silencio,
como novia de abril nacida en julio
con una luz radiante.

Sola
para tus ilusiones y las mías.

No te me mueras más en la mañana,
ni asesines los sueños
más allá de su fosa,
debe haber un camino
para paliar el miedo y las ojeras,
para borrar el odio
que amaneció un noviembre
envolviendo el amor con crisantemos.

Te espero aquí,
retomemos un brindis
en la ebriedad del alba.

Idella Esteve

12 comentarios:

Rafael dijo...

"...Sola..."

Me quedo con tu final y esa esperanza que late en la espera y el brindis de la ebriedad del alma.

Un abrazo.

Maritza dijo...

Contigo retomo un brindis también...

Es muy hermoso lo que has escrito.
Siempre despertando mis emociones. Siempre conmoviendo mi ser.

Abrazo grande,amiga.

Jerónimo dijo...

Los brindis al alba son pura magia.

"No te mueras más en la mañana ni asesines los sueños...".Versos que me llegan muy adentro,que me hablan con un lenguaje que conozco y que entiendo.

Saludos Idella.

Antonio Fernández López dijo...

Francamente hermoso esa especie de brindis a lo desconocido o al universo. Te he visto en mis dominios y te he buscado. Ahora te encuentro y me gusta lo que escribes. Ojalá a partir de aquí nos intercambiemos palabras que se nos vayan quedando pegadas a la piel y nos enriquezcan. Un beso

Ceciely dijo...

Sola ...como tantas otras u otros. A cuanto nos tocará tu poesía? No sé si tendré el valor de decir"Te espero aquí...retomemos un brindis ...en la ebriedad del alma".
Muy sentido y me llega hondo.
abrazos efusivos

Vicente dijo...

He empezado a conocerte y estoy muy contento, Abrazos.

Idella Esteve dijo...

"La ebriedad del alba..."
Al menos nos hace olvidar por un momento.

Muchas gracias por tu paso, Rafael.

Perdón por mi tardanza en responder, ando muy desanimada. Pasará... como tantas veces.

Un beso, amigo.

Isabel

Idella Esteve dijo...

Querida Maritza:

Me alegra que te conmuevas a la vez que yo. Quizás alguna vez te conozca personalmente, me agradaría. Mientras tanto, aquí una amiga bastante parecida en las emociones.

Un beso enorme, amiga.

Isabel.

Idella Esteve dijo...

Hola Jerónimo:

Alguna vez hubo brindis al alba.

Ese lenguaje, desgraciadamente, es más común de lo que sería deseable. Mientras tanto, vivimos.

Un beso,
Isabel

Idella Esteve dijo...

Hola, Antonio:

Es una alegría que me hayas visitado.

Los brindis siempre son hermosos por lo que conllevan de buenos deseos, aunque no se cumplan.

Me alegra que te guste lo que escribo, yo por mi parte seguiré visitándote y, aunque no deje constancia, ten por seguro que me enriqueceré leyéndote.

UN beso,
Isabel

Idella Esteve dijo...

Hola Ceciely:

Sí, abunda la soledad, pero acaba sobrellevándose y cuando se es ya muy mayor, créeme, se puede ofrecer ese brindis en la ebriadad porque en la sobriedad es más difícil ;)

Un beso.

Idella Esteve dijo...

Hola, Vicente:

Pues yo muy contenta de que estés muy contento.
Muchas gracias por venir a conocerme.

Un abrazo.