sábado, 2 de febrero de 2013

Forever

*

Fui cosechando noviembres
sin tregua año tras año,
mes que quería olvidar
por ser para mí nefasto,
mas que recordaba siempre
con la lluvia entre los párpados,
acariciando los sueños
de aquel lejano pasado,
mucho antes de la herida
que dejara aquel fracaso,
antes de que te alejaras
teniéndote tan cercano,
porque  no estabas conmigo
aunque fueras a mi lado.

Con mudas gotas de sal
mis noviembres marchitaron,
volvieron las primaveras
con ilusiones brotando
casi al final del camino,
compañeros de la mano,
serena felicidad
con la pasión en descanso,
no sufríamos de invierno
aunque no hubiera verano.

Compañeros -como he dicho-
para lo bueno y lo malo,
que no se puede matar
lo que se ha querido tanto
(me consta que me quisiste
lo mismo que yo te he amado).

Mas ha llegado un enero
que el noviembre más aciago,
cuando ya definitivo
de mi lado te has marchado.

Pero sé que donde estés
me estarás allí esperando.

 
Idella Esteve
(Enero 2013)

8 comentarios:

Rafael dijo...

Bonito romance Isabel y eso que no estabas inspirada. ¡Felicidades!
Un abrazo y feliz fin de semana.

paco kali dijo...

En la espera es cuando nuestros
sentimientos se desbordan para
ofrecernos poemas como este.
Un lujo para nuestras esperas...
Un fuerte abrazo.

Marisol Puche dijo...

Mucho sentimiento. Precioso. Un beso

Jerónimo dijo...

Creo que enero ha sido siempre peor que noviembre para todo.
"Que no se puede matar lo que se ha querido tanto...".Es cierto,no se puede...

Esta vez nos dejas un romance de amor
con un bello ritmo de vals...

Saludos Idella.

Alfredo puy muñoz dijo...

Un poema otoñal, tan cerrado triste como abierto al consuelo de la espera. Esperanza de un gran recreo... puede ser: ¡que sea!
Y el juego poético muy entonado.
Saludos. Al

J.Gomis López dijo...

Poema precioso. Redondo. Musical. Sentido... De esos poemas que llegan, por hablar de algo tan universal como el amor hacia alguien.

Es un placer descubrir blogs como este.

Besos

ohma dijo...

En cambio, noviembre es mi mes de nacimiento y por tanto me identifica, :)
Precioso poema.
Saludos.

impersonem dijo...

Los referentes que nos traen a la memoria cosas que nos duelen no nos gustan (e tu caso noviembre). La poesía tiene mucho mensaje... en fin, espero que el sol brille de nuevo incluso en noviembre.

Saludos.