domingo, 24 de febrero de 2013

Retazos



Cuántos trozos de mí se están pudriendo
en el cajón de sastre de la impotencia;
toda ilusión perdí, toda inocencia:
se me fueron las ganas de andar viviendo
entre tanta injusticia e incompetencia.

*
Albergarme por siempre en mi ribera
lejos del mar profundo y tempestades,
hacerme del invierno primavera
por volver las tinieblas claridades.

*
Mi voz es un lamento contenido
mezclado de pasión y de añoranza,
amalgama de duelo y esperanza
que pretende acallar el alarido.

Idella Esteve

5 comentarios:

paco kali dijo...

Cuanto sentimiento callado y comedido
hay en tu poema. quizás tiene razón
Mos cuando dice que este invierno
estamos un poco de bajón, pero
como siempre el invierno se irá y ya
veremos lo que nos trae la primavera
como bien deseas en tu poema "volver
las tinieblas claridades"
Un fuerte abrazo.

Rafael dijo...

Hoy hay tristeza en la protagonista y esto no es algo nuevo, por lo que he visto. Espero y deseo que llegue la primavera y con ella la luz y la esperanza para que animen nuevamente tus letras.
Un abrazo y feliz domingo Isabel.

Maritza dijo...

Siempre es conveniente vaciar ese lamento...
Siento, sin embargo, que se levanta y levantará la esperanza en la hablante; esperanza necesaria para pararnos en dos pies...

AMIGA QUERIDA, UN FUERTE ABRAZO LLENO DE CARIÑO Y ADMIRACIÓN POR TU OBRA TALENTOSA.

alpuymuz dijo...

El tono, el tema, bien depurado está y queda bien hermoso todo... en el escalonamiento trazado.
Me ha gustado. Suerte.
Saludos.Al

Carmen Troncoso dijo...

Llorar, gritar, todo es permitido para paliar las tristezas profundas, un abrazito,