domingo, 13 de mayo de 2012

Me he lavado la lengua esta mañana...


Me he lavado la lengua esta mañana,
ya no quiero ofenderte, prenda mía,
busco vivir en paz y en armonía,
abandonar el rifle y la catana.

Y cerraré mi boca -cerbatana
de dardos, venenosa artillería-,
como muestra de amor. No es cobardía
que me imponga el cansancio y la desgana.

He decidido, en fin, ilusionarme:
cierro el pasado, aplico una visión
más amplia que propicie este desarme.

De cuanto dije hago abjuración
si tu cariño aún puede abrigarme
y logra calentar mi corazón.

(de “Siempre en la brecha”)
Isabel Esteve
(8-8-06)

12 comentarios:

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* © dijo...

Siempre un placer visitarte... Gracias por compartir.
Abrazos de luz.

Verónica dijo...

¡Excelente! y muchos deberían lavarse la lengua antes de hablar.
Un beso, buen finde

Rafael dijo...

Interesante tema, bien desarrollado en el soneto y vigente, a pesar del tiempo de su creación, para tantos de nosotros.
Un abrazo en la noche,
Rafael

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Muy buen manejo del soneto, para este poema, ejemplificante del evento de no herir con la palabra, Un abrazo, Carlos

Unai dijo...

Por cierto, adoro la música clásica. Me encantó.

Un saludo

Teyalmendras dijo...

Morderse la lengua puede ser producente... pero a veces que agustito que se queda al despotricar.

Un placer...

Saludos almendrados ;)

Idella Esteve dijo...

El placer es mío, Beatriz.
Gracias por tu visita.

Un beso

Idella Esteve dijo...

Hola Verónica:

Mucuhas gracias por tu lectura.

Un beso

Idella Esteve dijo...

Hola, Rafael:

Como siempre es un placer para mí tu visita.

Un beso,

Isabel

Idella Esteve dijo...

Hola, Carlos:

Muchas gracias por tus palabras.

Un beso

Idella Esteve dijo...

Hola, Unai.

A mí también me encanta la música clásica.
Gracias por tu visita.

Un abrazo.

Idella Esteve dijo...

Hola Teyalmendras:

Jajajaja, totalmente de acuerdo.

El placer es mío.

Un beso