viernes, 22 de junio de 2012

Alegoría (Estaciones)


Brillaba el sol
en los días de azules y naranjos
de dulces azahares,
con rojos en los frutos
de las ramas del verde cerezal
y peces de colores que bailaban.
¡Era la primavera tan hermosa!

Supimos de ilusiones y promesas
más allá del caudal
de aquel río menguante
del ardiente verano,
atesorando el agua del arroyo,
bebiendo en la alfaguara,
o en la fuente del parque
calmando nuestra sed.

Luego llegó noviembre,
después de la borrasca,
con el olor a flor de camposanto,
y esqueletos, los árboles,
surgiendo de una alfombra
de hojas amarillas y marrones,
dejando un lóbrego
sentimiento luctuoso en nuestras almas.

Y vinieron los grises del invierno
con algo que moría...

Y fue el dolor...
Y fue la noche oscura.

Idella Esteve
(14-06-12)

3 comentarios:

Rafael dijo...

Es como una exposición de las cuatro estaciones, pero en vez de Vivaldi, a través de tus versos, querida amiga.
Felicidades por tu trabajo y un abrazo en la noche Isabel.

Jerónimo (J.Galán) dijo...

Así es,las estaciones,como el amor,son fases que nos llevan de la luz a la oscuridad,del calor al frío.
Tus versos surgen con una fuerza arrolladora y,a la vez,con la idea precisa en cada momento.

Siempre es un placer leerte Idella.

Hanna Xesco dijo...

Hermosos tus versos!!! Pero cada estacion tiene sus cosas bonitas.
Besos