domingo, 17 de junio de 2012

Dame corona de rosas


IX
Dame coronas de rosas,
la copa llena de vino:
mejor que vencerle, quiero
por el amor ser vencido.
(Anacreonte)

Fue de espinas la corona
con la que me coronó,
y en vez de vino escanció
una pócima dulzona.

En la copa borgoñona
el veneno disfrazó
y con engaño me dio
tósigo de belladona.

Me lo bebí hasta las heces
y siento que estoy muriendo,
ni vencida ni venciendo.

Fin de las insensateces,
de las rosas, los espinos,
las coronas y los vinos.

Idella Esteve
(25-04-08)

5 comentarios:

Pedro Luis López Pérez dijo...

Preciosa Poesia, Idella.
Siempre es mejor ser vencido por el Amor que ser el Triunfador, aunque la mejor opción es la de no sentirse vencida ni venciendo.
Un abrazo.

Rafael dijo...

Trago cruel y metafórico en un soneto en octosílabos.
Felicidades Isabel por este "rescate" que nos ofreces.
Un abrazo en la noche.

Osvaldo Rene Alberto dijo...

Morir embebido en el veneno del amor, sabiendo conllevar las heridas de esas espinas.
Toda una metáfora de principio a fin.
Hermoso.
Un beso

Maritza dijo...

Fíjate que lo siento enlazado al poema de hoy...hay una pérdida,y mucha conciencia de las razones...

"ni vencida ni venciendo.

Fin de las insensateces,
de las rosas, los espinos,
las coronas y los vinos."

Qué más.

Y ni vencida ni venciendo yo tambien...me despido con un fuerte abrazo, mi admiración, y mi beso.

Hanna Xesco dijo...

Las heridad de ese amor la muestras con hermosos versos.
Un beso