martes, 24 de abril de 2012

Insomnio, cristal bruñido


He perdido la llave que me abría los sueños
y me encuentro extraviada entre las realidades
de grandes frustraciones y de logros pequeños
con que he ido amueblando mis posibilidades.

Contemplo en el espejo mi estampa deslustrada,
por más que me he esforzado al pasar de los años
en ser quien siempre he sido. La imagen reflejada
no es sino el fiel sustrato que han dejado los daños.

En vela cada noche me quito las espinas
de esta rosa guardada en lámina mortal,
usando para ello las palabras cansinas
con que sólo acreciento en el pecho mi mal.

Insomnio que me duele, ese cristal bruñido
que me refleja el alma, el ansia, el alarido.


Idella Esteve

2 comentarios:

SOLO DE INTERES dijo...

Me gusta mucho como inicia y concluye el poema, trasmite mucho, Idella
"Insomnio que me duele, ese cristal bruñido
que me refleja el alma, el ansia, el alarido."....
Un fuerte abrazo

Idella Esteve dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Solo de Interés.
Y gracias también por tus retuits de mis poemas en Tweeter desde Bitácoras.

Un beso.