lunes, 2 de abril de 2012

Tenacidad


Te puedo asegurar que en esta vida,
mil veces por la pena acorralada
y otras mil por la suerte maltratada,
jamás de los jamases fui vencida.

No niego que he llorado entristecida,
mas lejos de sentirme derrotada
advierto que hoy me dio la puñalada
nuevos bríos volviéndome aguerrida.

No he de bajar la guardia, lo prometo.
Sean mis versos grito de combate
y me acompañen en mis horas bajas.

Ellos habrán de ser el amuleto,
caballo de batalla, mi acicate,
y para cada pena mil navajas.

Idella Esteve
(4-6-07)

12 comentarios:

Maritza dijo...

Así me gusta a la hablante!...declarando y estableciendo lo que será.

Cierto es que cuando la lucha es pertinaz,dura, la valentía de un ser aguerrido brota con muchísima más fuerza también. Mil veces caeremos pero otras mil nos levantaremos.
Y si se declara, así sucederá.

FELICITACIONES MILES por este poema aguerrido y valiente!, PORQUE ASUMIR TRISTEZAS NO ES SEÑAL DE DEBILIDAD.


En mi noche, te envío mis abrazos grandes.
Y un beso.

Rafael dijo...

A veces el dolor hace sacar fuerzas de flaqueza para seguir adelante y alcanzar el objetivo, aunque no siempre se consiga.
Un abrazo en la noche Isabel.
Rafael

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

La tenacidad de la lucha vital, existencial...no es posible la derrota sino el levantarse,, Un abrazo. carlos

Toni Barnils dijo...

Yo te aplaudo y comparto tus versos. No hay vencedor si no existe vencido, aunque alguno quiera parecer el ganador, su batalla es su mayor fracaso.

mi beso

Idella Esteve dijo...

Es que yo soy muy batallona y muy cabezota, y si digo que no me hundo, ya me pueden dar que yo erre que erre.

Maritza, te doy mil gracias por tu compañía de siempre, y las acompaño con mil besos,

Isabel

Idella Esteve dijo...

Hola, Rafael, querido amigo:

Descuida, que aquí hay una batalladora que no se rinde fácilmente.

Un beso en la atardecida.

Isabel

Idella Esteve dijo...

Hola, Toni:

Yo te doy las gracias por tus palabras y te envío un beso, grande.

Idella Esteve dijo...

Hola Carlos Augusto:

Muchísimas gracias por tu comentario.
Siempre levantarse, por muchas caídas que haya.

Un fuerte abrazo.

Laura Caro dijo...

Un soneto perfecto que no pierde su contenido por ajustarse a la forma.
La tenacidad es una gran virtud, imprescindible para sobrevivir en este mundo de continuos cambios.

Un abrazo grandote, Idella.

Beatriz Salas dijo...

Me encanta este poema!
Cuanto más leo, más me gusta.
Podrías escribirme a mi mail:

bsalas04@hotmail.com

Quiero mandarte la grabación de recuerdo.
Un fuerte abrazo

Idella Esteve dijo...

Gracias, Laura, por tu comentario.

Soy muy cabezota, sí.

Un besote.

Idella Esteve dijo...

Hola, Beatriz:

Me alegra mucho que te guste, de algo ha de servirme la cabezonería ;-)

Muchas gracias, te escribiré para que me lo envíes y de paso ver si lo puedo subir en mi blog.

Un besazo.