viernes, 17 de agosto de 2012

Glosa a "Era mi dolor tan alto" de Manuel Altolaguirre







Era mi dolor tan alto,
que la puerta de la casa
de donde salí llorando
me llegaba a la cintura.
(Manuel Altolaguirre)


GLOSA
Salí por ver si tenía
mi cielo un negro color
y un sol abofeteador
de amarillo lo teñía.
Lo miré y no comprendía:
no era negro, ni cobalto,
y estaba de nubes falto.
Tuve una angustia envolvente
sintiendo que de repente

era mi dolor tan alto.

El color no era adecuado
para el alma que sufría,
y sentía que moría
por un cuchillo afilado.
Con el pecho aprisionado
por una dura argamasa
y ardiendo como una brasa
yo quise echar a correr,
pero más no pude ver

que la puerta de la casa.

Y por ella me introduje
huyendo de amarilleces
sin pensármelo dos veces
haciendo acopio de empuje.
Al saber que el alma cruje
se va la pena agrandando
con los dolores sumando.
Y no me quise albergar
en aquel triste lugar

de donde salí llorando.

Vagué bajo el sol ardiente
sin esperar un consuelo,
acompañada del duelo,
de toda lógica ausente.
Afuera calma aparente
y por dentro la amargura
por tan triste coyuntura
me privaron de razón
y creí que el corazón

me llegaba a la cintura.

Idella
(10-4-07)

14 comentarios:

Rafael dijo...

Con el transfondo de esos versos de Manuel Altolaguirre, tu poema nos lleva a ese tiempo del XIX donde el lirismo de la poesía alcanzó su punto más importante a través de diferentes y variados autores.
Felicidades por este trabajo del 2007 Isabel.
Un abrazo en la noche.

Maritza dijo...

"me privaron de razón
y creí que el corazón
me llegaba a la cintura".

Eres maravillosa,amiga...

Un abrazo grande grande.
(Me darías tu mail?)

Macondo dijo...

No soy lector habitual de poesía, ni tengo demasiada sensibilidad para matizarla, pero me he enganchado a tus versos. Felicidades y gracias al mismo tiempo.

Diegui González dijo...

Es precioso!
Un beso

Adriana Alba dijo...

Bellísimo!

Cariños.

OZNA-OZNA dijo...

Mil gracias admirada poetisa por dejarme la estela que conduce a tu morada habitada por bellas letras nacidas de tu alma sensible de poetisa. Muchos besinos y feliz domingo te deseo.

stella dijo...

Ha sido mágico llegar a tus versos, de acuerto totalmente con el comentario de Rafael, te felicito
Un abrazo
Stella

Idella Esteve dijo...

Hola Rafael:

Como siempre, un beso enorme y mi agradecimiento porque estés acompañándome.

Me gusta mucho Altolaguirre, como tantos otros del 27:
Diego, Lorca, Guillén, Salinas, Aleixandre, Hernández... y las mujeres: Conde, Méndez, Chacel, champourcín, Valderrama, Romero, Mulder...unas mejores que otras pero tan olvidadas en un mundo de hombres, quienes se llevaron toda la gloria...

Idella Esteve dijo...

Hola, querida Maritza:

Tú si que eres magnífica, tus comentarios son mucho para mí, créeme.

Un beso enorme.

¡Ah! mi e-mail es: isabeau50@hotmail.com

Idella Esteve dijo...

Hola, Macondo:

Me alegra muchísimo tu comentario y gracias a ti, de verdad.

Un beso.

Idella Esteve dijo...

Muchas gracias, Diegui, por tus palabras.

Un beso.

Idella Esteve dijo...

Hola, Adriana:

Muchas gracias, me alegra que te lo parezca.

Un beso.

Idella Esteve dijo...

Hola, Ozna:

Te visité en los dos blogs, que me gustaron mucho.

Gracias a ti por visitarme y por tus palabras.

Besines hasta Asturias.

Idella Esteve dijo...

Hola, Stella:

Muchísimas gracias por tu comentario.

Un gran beso.