domingo, 12 de agosto de 2012

Personal




Si se calla mi voz me hablan los ojos,
tan abiertos, desmesuradamente,
fiel complemento de palabra ausente,
espejos de alegrías y de enojos.

*

Voy flipando en colores porque me gusta
que con matices salga la voz de dentro
a los alrededores. Desde mi centro
intentando pintar el alma adusta.

*

Quizás tras este otoño ya no habrá primavera.
Dónde fue la utopía que quería alcanzar.
Nunca habré de volar.
Ya no quiero alargar la insoportable espera.

*

Ya nunca más, jamás, he de estar sola:
me acompaña tu ausencia
y el recuerdo en donde se acrisola
tu pasada presencia.

*

En un libro, envejecidos,
guardo mis sueños queridos
envueltos en un sudario,
relicario
de unos amores perdidos
en un mundo solitario.

*

Mi futuro y mi fortuna:
dos soledades en una;
y guardada en un arcón
la sombra del corazón
que nunca más ha de amar.
Ya se va mi río al mar.

*

(De mí para ti, con mi amor)

No sufras, niña.
                      No hay que temer.
Siempre hubo un antes.
                        Luego un después...
y un sin embargo.


Idella Esteve

5 comentarios:

Rafael dijo...

Como indica el título, este poema personal, es "muy personal", (bien ficción ó realidad), pero sí está plagado de citas que a todos nos suenan, por haberlas vivido, escuchado, leído.
Felicidades Isabel.
Un abrazo en la noche.

Maritza dijo...

"me acompaña tu ausencia
y el recuerdo en donde se acrisola
tu pasada presencia".

A mi me pasa que me estremece lo que escribes, y me quedo hacia adentro, tratando de expresarte lo que significa para mi leerte. Y creo que no me pasa con nadie más.

Te mando un beso gigante y un abrazo mayor que eso.

Idella Esteve dijo...

Hola, querido Rafael:
Aunque el poeta sea un fingidor, hay algo de él en cada poema, poco o mucho, algo de lo que no se puede despojar y que trasciende, y este "Personal" tiene bastante de personal.

Un beso enorme.

Idella Esteve dijo...

No me extraña, querida Maritza, que te ocurra porque ya observé que te pareces bastante a mí en la sensibilidad, y es posible que hasta te hayan ocurrido cosas muy parecidas a las que me han ocurrido a mí.

Un beso y un abrazo, llevándote el calor no sólo de mi verano español hasta tus tierras chilenas en invierno.

Sou uma bruxinha do bem!! dijo...

Olá adorei seu blog,tem muita coisa bonita aqui bjs.