domingo, 22 de julio de 2012

En la noche...



A veces, en la noche, me ocurrían estas cosas. Una sonrisa y palabras al viento... Simplemente. ¿Añoranza? Sigo lo mismo. Eternamente yo.



Tantas de la madrugada

Arrastro un cansancio tal
-tantas de la madrugada-,
que no me entero de nada
y siento un sueño mortal.

Pero soy muy cabezota
y sigo con mi porfía:
si no hallo tiempo de día
de noche extiendo mi cota.

Y leyendo aquí me tienen,
y tratando de escribir
las ideas que me vienen.

Pero no se me detienen
y así no puedo dormir
¡Temo que se desenfrenen!

*
Eso, ¡que viva la noche!
y que salgan los vampiros
sorbiendo hasta los suspiros
de estos versos de trasnoche.

Que no devenga en derroche
su sintaxis y sus giros
y vuelen en autogiros
en vez de viajar en coche.

Vampirísima me siento
y, aunque no sea macabra,
sorbo sangre y sentimiento

tal cual un abracadabra
que me alimente el acento
y haga crecer mi palabra.

Idella Esteve
(13-4-07)

8 comentarios:

Maritza dijo...

Me fascina la noche, y soy vampira pero al revés...me desangro en ella.
Pero no es tan malo...
:)

BESOS, Y ABRAZOS.

Rafael dijo...

Dos sonetos de hace cinco años... Mucho tiempo y poco tiempo, (según se mire). Un trabajo perfecto, que expresa esas "tantas de la madrugada", que puede que algunos también pasáramos de la misma manera.
Un abrazo en la noche Isabel.

Mistral dijo...

Hola Idella. Si la noche obtiene de ti estos resultados poéticos: ¡Viva la noche!!!

Un abrazo

Idella Esteve dijo...

Hola Maritza:
Jajaja, ¡me encantas!

Mil besos,

Isabel

Idella Esteve dijo...

A veces, Rafael, las cosas hay que tomarlas con cierto humor; a las tantas de la madrugada se suelen ver los fantasmas, pero esa noche, lo recuerdo, estaba contenta, aunque no recuerdo por qué ;-)

Un beso en la mañana,

Isabel

Idella Esteve dijo...

Hola Mistral:

Eso, que viva la noche si nos trae cosas buenas ;-)

Un beso,

Hanna Xesco dijo...

Hola Idella.
Parece que la noche te inspira, pero poco puedo decirte ante tanto talento.
Y me fascina la noche, es mi mejor momento. Besote

Idella Esteve dijo...

Hola, Hanna:

Es ciereto que la noche es inspiradora, te recuerdas de lo bueno y de lo malo y escoges lo que en ese momento más te llega.

Muchas gracias por tu comentario.

Un besazo.