sábado, 28 de julio de 2012

De noche




Noche de jazmines y aromas de espliego,
de cantos de grillos y rumor de agua.
Un sol de justicia del mes veraniego,
incluso en la noche, ha dejado el fuego,
un calor intenso como en una fragua.

Noche del insomnio y de vaciedades,
de querer ser todo y ser poca cosa,
de sueños perdidos. Amargas verdades
minan los cimientos de mis facultades
y se siente cardo quien quiere ser rosa.

Noche en la cabeza, furor en la mente
de este menosprecio y de la impotencia
de ver que han matado el tiempo presente
¿Cuál es el futuro que tiene la gente,
si nos han robado dinero, inocencia?

Idella Esteve

5 comentarios:

Jerónimo dijo...

Más dinero que inocencia,diría yo.
De esta última seguimos teniendo bastante,quizás por eso los dejamos hacer a su antojo.
Me gustó el comienzo del poema,un escenario ideal de una noche veraniega que termina por amargar la obsesión de algunos por llevarnos al abismo a todos los demás.

Saludos Idella.

Rafael dijo...

Negra noche la de este tiempo, que como los versos de Rosalía, van prodigando esa "negra sombra", que es nuestra actualidad en muchos aspectos.
Un abrazo en la tarde Isabel.

Isabela dijo...

Negra y calida noche abre el dia turbio...tal vez.....
Precioso poema
Besos Idella

Frida dijo...

Dicen que no hay noche que no vea el día. Hermoso texto. Gracias.

Inocencia Montes dijo...

El futuro de la noche tal vez ya no sea el día sino la esperanza, pero queda poquita y somos muchos a repartirla. Una reflexión muy buena Idella. Un beso