domingo, 1 de julio de 2012

¿Irreversible?



Las nubes
se fueron desangrando por la noche
y amanecieron muertas y esparcidas.
Sin embargo
el sol estaba nublo cuando yo abrí los ojos
y no había candelas
ni farol que alumbrara,
sólo sombra tenaz en nuestras vidas.

II
Tanto pensar en ti, tanto barbecho
dispuesto en mi solar para la siembra
y aparecí ceniza a tu mirada,
de negritud mortal y pesadilla.
Ya la tierra es baldía e, irreversible,
ya la libido duerme.

III
El alma está serena, y el espejo
refleja un tenue verde de esperanza
con los recuerdos ya desvanecidos.

Hay un campo exultante de trigales
con rojas amapolas.

Lleva el mar
el ocaso en sus espumas,
y, en las olas, un canto de ilusión
de amanecida.

Idella Esteve

3 comentarios:

Rafael dijo...

¿Puede ser irreversible cuando "...el alma está serena y el espejo refleja un tenue verde de esperanza..."?
Precioso poema Isabel, felicidades.
Un abrazo en la noche.

Mistral dijo...

En la cresta de esas olas que llevan ese "canto de ilusión de amanecida" es el lugar apropiado para seguir avanzando, nadando y viviendo.

Precioso Isabel

Maritza dijo...

QUÉ TRISTEMENTE BELLO ES TU ESCRITO, ISABEL...TANTA DESCRIPCIÓN DIVINA Y ABSOLUTAMENTE LÍRICA...

MIS BESOS Y ABRAZOS PARA TI.