martes, 24 de julio de 2012

Guárdate


Tienes los sentimientos imbricados
y la memoria floja.
¿Quién eres tú para dudar de mí?
No te consiento,
me aburres con tu obrar extemporáneo.

Guárdate para ti los recelos fingidos
que desde un tiempo atrás
no te vale el chantaje.
Yo soy independiente
y sola sé cuidarme desde tu innoble affaire
cuando lloraba a solas.

Guárdate tu vergüenza
de macho que no sabe qué responder a otros
porque tiene en la mente lo mismo que él haría.
Soy digna de respeto.
Guárdate tu basura.

Idella Esteve
(10-7-07)

3 comentarios:

Maritza dijo...

Ay...
Las palabras bien puestas en el momento preciso (ni un segundo más!)es sanidad para nuestro ser completo...vaya que si!

"Soy digna de respeto.
Guárdate tu basura".
Me encanta.
TODA UNA MUJER.

Mil besos!... desde mi invierno chileno.

Rafael dijo...

Parece ser un reproche que la protagonista del poema dirige al hombre, "al macho", entre comillas, y que remata con esos versos que tan bien ha señalado Maritza.
Un abrazo en la noche Isabel.

Hanna Xesco dijo...

Que buenas tus frases, "Soy digna de respeto" como todoa Mujer.
Beso