miércoles, 21 de marzo de 2012

Amores


Las galerías del alma son cerrado laberinto
donde duerme encarcelado el amor que queda extinto.
(Idella Esteve)

Siempre que pienso en amores
recuerdo cuántos dolores
me trajisteis, y porfía.
Amores del alma mía
que permanecéis callados
y encerrados
al fondo del laberinto
de un corazón con precinto
porque no salgan las penas.

Amores de mis condenas
cuánto fuisteis mi sustento
por no tener pensamiento
en un futuro dolor
y el amor
era un gran campo de estrellas,
refulgentes todas ellas
que cegaban los sentidos.

Amores desprevenidos
de cada infidelidad
cuando todo era verdad
en la inconsciencia del sueño
donde cada uno era dueño
de entregar su corazón.

Amores en la aflicción
viviendo en pos de la dicha,
morada de mi desdicha
en las noches,
alcoba de los reproches
de la duda y de los celos,
pozo de mis desconsuelos
donde se ahogaba mi llanto,
espejo del desencanto
donde se mira mi ser.

Llega ya el atardecer
y tengo que liberarme
porque no quiero abismarme
angustiada,
tampoco ser la abnegada
que toda afrenta perdona,
no quiero llevar corona
con espinas,
tengo fuertes mis esquinas
y fuerte es mi voluntad.

No pretendáis libertad,
mis amores,
si antes causasteis temores
hoy no arrío mi bandera
y soy justa carcelera.

Idella Esteve
(19-03-12)

10 comentarios:

Maritza dijo...

"No pretendáis libertad,
mis amores,
si antes causasteis temores
hoy no arrío mi bandera
y soy justa carcelera"

Precioso,amiga.
Amores que nos elevan o nos tiran al suelo con sus avatares. Pero siempre, como bien dices tú, hay que liberarse para emprender nuevos vuelos, si no, no serán posibles. Y las mujeres sabemos de "esquinas fuertes" y fuerza de voluntad, no?

Hermosísimo.
Abrazos miles.

MORGANA dijo...

UN POEMA REALMENTE MARAVILLOSO,ME DEJÉ LLEVAR POR EL.
ESCRIBES MUY HERMOSO.
BESOS .
MORGANA

Rafael dijo...

¿Qué decir a tu poema Isabel?...
Tienes una facilidad asombrosa para escribir y rimar. Te desenvuelves perfectamente en los diferentes estilos y recursos, pero lo más importante es que sabes llevar al lector por tus versos, como si fuera de la mano, indicándole aquellos pequeños detalles, para que no se le escapen.
Felicidades por tan excelente trabajo.
Un abrazo en la mañana,
Rafael

Toni Barnils dijo...

La realidad es que nunca los liberamos. Dos veces lo he leído y no son suficientes para descubrir la profundidad de un sentimiento cuando duele.

mi beso

ReltiH dijo...

EXCELENTEISIMO TEXTO. UN PLACER LEERLA.
UN ABRAZO

Idella Esteve dijo...

Maritza:

¿Qué sería de mis ánimos sin tus lecturas?

Me alegra infinitamente que mis palabras te lleguen.

Que te lleguen también mis besos. Gracias mil.

Idella Esteve dijo...

Hola Morgana:

Muchísimas gracias por tu comentario. Me alegra que te haya gustado.

Besos,

Isabel

Idella Esteve dijo...

Hola, Rafael:

Como siempre me alegra ver tu comentario.

Me gusta tocar todos los palos, como puedes ver. Pero a ti no hace falta que te lleve de la mano: es que te has acostumbrado a mi manera de escribir y no sólo me lees sino que me intuyes.

Un cálido abrazo.

Isabel

Idella Esteve dijo...

Hola, Toni:

No, nunca nos liberamos.

No sé por qué pero a mí los sentimientos que duelen son los que más me inspiran, será que los felices simplemente los vivo en el momento y trato de disfrutarlos.

Un beso amigo.

Idella Esteve dijo...

ReltiH:

El placer es mío de que me leas.

Un beso.