lunes, 12 de marzo de 2012

Insomnio


Las horas van pasando...

En silencio mi duelo se acomoda,
queda señor del alma y la razón.


Pertinaz estilete, los recuerdos
hurgando mi reposo
-mientras finjo sentirme indiferente
a todo discurrir-,
sacando desde adentro todo resto,
sedimento de ruinas y pereza,
de enorme cobardía,
que quedó por drenar.


Se instala, digo, taciturno; oprime,
llenándome de angustia y arrebato,
pidiéndome una lucha
más allá de mis fuerzas
por dar cabida al sueño
de sentirme valiente,
instándome a que salga
de esta piel en que habito
e intente recorrer el universo,
siquiera en un poema.


Mientras huye de mí toda palabra,
van pasando las horas...



Idella Esteve
(5-5-06)

11 comentarios:

Rafael dijo...

Puedo suscribir esos versos Isabel y creo que poco más se puede añadir.
Un abrazo en la noche, querida amiga,
Rafael

Idella Esteve dijo...

Hoy, como tantas veces, una vez más, estoy insomne.
Me pareció que debía subirlo porque, como digo ahí "huye de mí toda palabra" y hoy no me sale nada decente.

Un beso en la madrugada, desde el insomnio.

Ismael Pérez de Pedro dijo...

lo que escribes, lejos de hacer dormir, hace soñar

SAUDADES DA VOLTA dijo...

Es maravilloso tu Insomnio. Le huyo a la placidez de un sueño.

Luis Carlos

Amilcar Blanco dijo...

Idella, que el descanso no venga nunca y te deje producir tu voluntad poemas tan logrados y bien expuestos como éste. Adelante, hoy vengo por primera vez a tu blog y me he deleitado con tus versos. Un beso

Idella Esteve dijo...

Gracias por visitarme, Rafael, fiel amigo.

Un beso en la madrugada, otra vez insomne.

Isabel

Idella Esteve dijo...

Gracias, Ismael.

Que tengas buenos sueños, entonces.

Un beso

Idella Esteve dijo...

Hola, LUis Carlos.

Pues aquí, con mi insomnio te acompaño en la huida.

Un abrazo, gracias por la compañía.

Idella Esteve dijo...

Hola, Amilcar:

Bienvenido en esta tu primera vez y espero que no sea la última. Yo descanso poco, la verdad.

Gracias por tus palabras. Mi casa está abierta.

Un beso.

Daniel Eduardo Gómez dijo...

A la hora de escribir para llenar vacías horas. El insomnio o nos empuja o nos pone zancadas.

Un placer visitarte

Idella Esteve dijo...

Hola, Daniel:

A pesar de que pueda parecer tan triste o pesimista, tengo mis ratitos de empuje :-) y pretendo sacar lo mejor del insomnio en lugar de desesperarme.

El placer es mío por tu visita.

Un abrazo