jueves, 8 de marzo de 2012

Era una casa de ceniza y viento


Era una casa de ceniza y viento
con balcones mirando hacia el abismo,
con ausencias de voces y de risas
que creaban un eco sepulcral.

Sólo de vez en cuando algún adagio
se dejaba escuchar tras de sus muros
rezumando con lluvia sus fisuras
mezcolanza de sal y de retama,
en eclosión de angustia y de tristeza.

Se fue licuando, negra en sus residuos,
marchó despacio para darse al mar.
Allí por fin hallara una armonía
que no tuvo jamás tras sus paredes.

Era como un violín con cuerdas rotas,
alma y madera que no puede hablar.

Era mi corazón desesperado.

Idella Esteve
(7-3-12)

24 comentarios:

Verónica dijo...

¡Hermoso y triste poema! un placer leerte.
Un abrazo

Rafael dijo...

"...Era una casa de ceniza y viento..." "Era una casa de cristal" "...Era tu corazón desesperado..." "El que sufría junto al mar".
Perdona mi atrevimiento por romper el equilibrio de tus versos.
Hermoso poema al que no pude resistirme. Gracias por seguir mostrándonos estas letras tuyas tan llenas de sensibilidad.
Un abrazo en la noche Isabel.
Rafael

Ángel-Isidro dijo...

Idella, desolador poema pero bello
en su contestura, hermosa letras
escritas con el alma y el corazón
ya liberado de su cautiverio.
Feliz día, y a todas las mujeres
que no lo sean.
Un abrazo
Ángel-Isidro.
http://elblogdeunpoeta.blogspot.com/

Gustavo Figueroa V. dijo...

Con motivo de celebrarse en el día de hoy (marzo 8) el Día Internacional de la Mujer he hecho un homenaje en mi blog CONTRASTES (http://gustavo-contrastes.blogspot.com/) a nuestras queridas compañeras. Quiero enviar un saludo muy especial a todas tus lectoras y abrazarles fraternalmente en su día que, a mi juicio, deben ser todos los días.
También te envío a ti mi abrazo y felicitación muy especial estimada amiga.

Garla Kat dijo...

Pobre alma desgarrada que nos regala la belleza de sus letras, libre y renovada en el vaivén de las olas del mar.

Daniel Eduardo Gómez dijo...

No veo tristeza en este poema. Si una melancolía flotando en cada verso. Casi un ruego. una solicitud de dádiva para poder volver a amar.

Te sigo. Besos

BATOOSAHI dijo...

hermosa poesia,,, aunque un poco triste,,,, mis saludos.

Ramon Bonachi dijo...

Es dificil leer un poema triste y que sea bello a la vez , pero tu lo sabes hacer mejor que nadie , felicidades y abracitos catalanes

Idella Esteve dijo...

Hola Verónica:

El placer es mío, no lo dudes.

UN abrazo

Idella Esteve dijo...

Al contrario, Rafael:

Si mis versos te inspiran, no te resistas. Verás que yo tengo poemas con acotaciones de otros poetas, con esos versos que me inspiraron. Y es que es como tú dices: es que no se puede resistir.

Gracias por tus palabras, amigo.

UN beso en la mañana.

Isabel

Idella Esteve dijo...

Hola, Angel-Isidro.

Muchas gracias por tu visita, tus palabras y tu felicitación.
No veas la desolación, quédate con el alma y el corazón.

Un abrazo.

Idella Esteve dijo...

Hola, Gustavo:

Ayer no pude entrar al blog. Luego me paso para verlo.

Muchas gracias por tu gentileza.

UN abrazo

Idella Esteve dijo...

Hola, Garla:

Muy poético tu comentario. Gracias por decirlo de esa manera.

Un beso

Idella Esteve dijo...

Hola, Daniel:

Melancólica, nostálgica... algo de ello tengo, o bastante.
El amor, la comprensión, el entendimiento ¡nos son tan necesarios! No sólo en una pareja sino en general.

Gracias por seguirme, parece que ya me conoces, me interpretas.

Un beso

Idella Esteve dijo...

Hola, Batoosahi:

Me alegra que la encuentres hermosa. Es triste o melancólica por el estado de ánimo del momento.

Un abrazo.

Idella Esteve dijo...

Hola, Ramón:
Pues fíjate, ya me alegra que lo encuentres bello y que me lo digas de esa manera

Petonets (¿se dice así?)

Ceciely dijo...

Qué bello poema..."Era como un violín con cuerdas rotas...alma y madera que no puede hablar....era mi corazón desesperado.

Me hace recordar de mi casa y mis nostalgias...Felicitación
Te invito a escuchar uno de mis poemas musicalizado en la voz de Beatriz Salas, "Tu nombre" de Ceciely...pueda ser que te guste y dejes tu comentario. Ver esta entrada...

Ceciely - TU NOMBRE - Del Blog "Ediciones Dulcineas"
un abrazo..

Ranita Azul dijo...

Era.
Ojalá esa casa Corazón de una vida palpite en el Amor, consolide todo lo que deseaba para sentirse sólida y poder albergar con seguridad cuanto hacía falta para sentirse segura y feliz. Me has hecho recordar un viejo poema más ajustado al paisaje y a los recuerdos de un hogar, "Estas viejas Casas", creo si no me equivoco su autor era Ricardo Nieto, pues el tuyo lleva una tristeza parecida, porque verte como parte de esas paredes que componen la razón de un latido es muy importante.

Un cordial saludo.

Elisa

Miriam Barri dijo...

Muy bueno, Idella! Te buscaré en Face!!

Idella Esteve dijo...

Hola, Ceciely:
Gracias por tu comentario.
Pasé por tu blog y por el de Beatriz Salas y te dejé comentario en ambos lugares. Pero te lo digo aquí también: me gustó mucho. Mis reiteradas felicitaciones aquí.

Un abrazo

Idella Esteve dijo...

Hola, Ranita Azul:

Más que tristeza, lo que me sale siempre es un sentimiento de melancolía, nostalgia, quizás una impotencia ante las cosas, que trato de suavizar poéticamente... a veces, y, a veces, hasta creo que me derrito como esas paredes.

Muchas gracias por tu comentario.

Un abrazo

Idella Esteve dijo...

Hola Miriam:

Gracias por tu visita y tu comentario.

Te visité en tus dos blogs: muy buenos sonetos.

Un abrazo

Amilcar Blanco dijo...

Triste y hermosísimo poema con la metáfora de la casa frente al mar y su vacío, muy bien hallada. Un beso

Idella Esteve dijo...

Hola Amílcar:

Gracias por tus palabras, me alegra que te haya gustado.

Un beso