sábado, 21 de enero de 2012

Llueve

(Hace justamente 6 años, tal día como hoy, me llovía por dentro)


Estoy lloviendo adentro, y me asomo,
y está lloviendo afuera.
Me consume un frío invernal el alma
con una gran tristeza.
El agua brota de mis manantiales
sin poder retenerla;
he de esconderme tras rostro impasible
porque nadie la vea.
Y si alguno mirándome a la cara
alguna gota observa
comentaré que ha caído del cielo
y esconderé mi pena.

Idella Esteve
21-1-06

4 comentarios:

Jorge del Nozal dijo...

Que poema mas profundo, y que
lastima que las palabras mas bonitas, salgan de las penas mas grandes.
UN abrazo

Marisol Puche dijo...

¡Qué grandes los sentimientos que generan una pena!. Precioso. Un beso

Idella Esteve dijo...

Gracias, Jorge, por tus palabras.

Algo de masoquistas debemos de tener cuando, efectivamente, las penas nos sacan lo mejor que tenemos.

Es para mi un placer tu visita.

Un abrazo

Idella Esteve dijo...

¿Verdad que sí, Marisol?
La suerte que tenemos los poetas es que podemos liberarlo a través del verso.

Gracias por tu comentario.
Un besote.